ROLFING ®

Es un método de terapia corporal consistente en la manipulación del tejido conectivo y la educación del movimiento. Se basa en el hecho de que el cuerpo humano es moldeable y sujeto a la fuerza de la gravedad que actúa sobre él.

Su objetivo es la reorganización del cuerpo, aproximándolo hacia un ideal de perfecto equilibrio y su óptima relación con el campo de la gravedad terrestre.

Rolfing ® en la práctica

El método Rolfing ® va destinado a personas de todas las edades que quieran mejorar su condición física o su aspecto externo. Es especialmente recomendable para personas que necesitan un alto rendimiento físico, (deportistas, bailarines o actores), obteniéndose buenos resultados en casos de desequilibrios corporales crónicos causados por accidentes.

La falta de equilibrio corporal es percibida por cada persona de manera particular. Muchas veces se trata de dificultades para mantener la postura erguida, otras se manifiesta como falta de estabilidad en pies, rodillas o espalda, rotaciones de cadera, o la disminución de movilidad en las articulaciones. Dependiendo de la persona y las características posturales en concreto, puede ocasionar dolor o solamente incomodidad general. Muchas veces suele ser considerada como problema estético antes de causar molestias más serias. Como, debido a su gran plasticidad, el tejido conjuntivo de nuestro cuerpo tiende a reflejar cualquier desarmonía postural de manera permanente, nos quedamos fijados en posturas rígidas, incómodas y poco favorables.

El método Rolfing ® restablece el estado óptimo del tejido conjuntivo, o fascias, aprovechando su condición elástica y moldeable. En una secuencia de manipulaciones muy concretas y adaptadas a las necesidades de cada persona, el terapeuta del Rolfing ® ejerce presiones profundas y precisas sobre diferentes partes del cuerpo con la intención de devolver elasticidad al tejido y lograr un mejor alineamiento de la estructura corporal en el campo de la gravedad terrestre. La mayor parte del trabajo se realiza con la persona tumbada en una camilla, completando cada sesión con algunos ejercicios de movimiento.

Las sesiones de Rolfing ®

El tratamiento se aplica en un ciclo de 10 sesiones individuales, de aproximadamente 1 hora de duración. Para evitar que los resultados del trabajo sean temporales, el Rolfer® no se centra únicamente en la zona donde se manifiesta el problema sino que, basándose en una lectura corporal minuciosa antes de cada sesión, trata de averiguar el origen exacto del desequilibrio corporal.

Beneficios

  • Mejora postural y de aspecto físico.
  • Mayor libertad en las articulaciones.
  • Movimientos más armoniosos.
  • Menor desgaste de energía.
  • Mayor estabilidad emocional y más resistencia al estrés

Los efectos del Rolfing ®, sobre todo en los cuerpos en los que se consigue el óptimo alineamiento, suelen ser permanentes. No obstante, tras un período de descanso de aproximadamente 6 meses, se pueden realizar algunas sesiones complementarias.

Bibliografía:

  • Ida P. Rolf,
    La Integración de las estructuras del cuerpo humano,
    Ediciones Urano

  • Mary Bond,
    Rolfing Movimiento,
    Ediciones Urano

  • Peter Schwind,
    Plenitud Corporal con el Rolfing,
    Editorial Integral

Bettina Hippel - C/ Ferran Puig 82 ático 1ª, 08023 Barcelona - Tlf: 93 210 54 80 / 660 212 800 - rolfing@hotmail.es